top of page

Cachetón, No tiene llenadera

Aquí en los Tuxtlas y Llanos

Por Víctor Calderón Azamar

Un gran número de organizaciones políticas de Catemaco, molestos por la cancelación de la visita del Gobernador Miguel Ángel Yunes Linares a este municipio, el motivo de su inconformidad es porque perdieron la oportunidad de manifestarle a quien manda en Veracruz, la cruda realidad de como se ha manejado el alcalde de Catemaco, Jorge Alberto González Azamar, quien durante su mandato se concretó a servirse de las finanzas municipales, dejando de cumplir con el compromiso que suscribió con su paisanos, es mas en este último año de gobierno se puso en contra de la política de austeridad implementada por el gobierno Veracruzano.

Lejos de la propuesta ahorradora de Miguel Ángel Yunes Linares, se encuentra el munícipe Catemaqueño, de quien se dice gana la escandalosa cantidad de más de ochenta mil pesos, lo cual es un insulto para los Catemaqueños, en razón de que miles de campesinos y pescadores sobreviven con sus familias, en esta crisis económica que está viviendo el país, con un sueldo diario inferior al sueldo mínimo.

Los diferentes sectores de la sociedad Catemaqueño, estaban puestos en señalar a Yunes Linares, que como es posible que durante estos cuatro años, Jorge Alberto González Azamar, se le haya designado tan exagerado sueldo y lo peor por no hacer nada en beneficio colectivo.

Las pruebas están a la vista, Catemaco sigue sumido en el atraso social, en este cuatrienio no existió un avance en cuando a la urbanización de la cabecera municipal, ahí están los drenajes en el centro de la ciudad a cielo abierto, los cuales se descargan a las aguas de la laguna de Catemaco, en la actualidad sigue existiendo un grave desabasto de agua potable, la inseguridad pública no es ajena de esta población, con lo cual no se entiende la postura del Gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, de venir a perder el tiempo para reconocer el trabajo a este alcalde que esta convertido en uno de los más ricos de los Tuxtlas, gracias a la construcción de varias obras de relumbrón.

Si en verdad, Jorge Alberto González Azamar, quisiera pasar a la historia de su patria chica Catemaco, debería ofrecer disculpas a sus paisanos y después donar la mitad de su sueldo que se ganó durante su mandato, recurso que serviría para obras de interés colectivo.

Ojala el ejecutivo estatal Miguel Ángel Yunes Linares, cumpla su palabra de exterminar a los a los malos gobernantes municipales y ordene al Orfis y al Congreso del Estado, realizar una auditoría a fondo, para que se supervisen la obra pública del Ayuntamiento de Catemaco, que realizo durante estos cuatro años, en la cual se dice que el Presidente Municipal Jorge Alberto González Azamar, le metió el diente y las uñas.

En verdad Jorge el Cachetón, no tiene llenadera pero la última palabra en este penoso asunto, la tiene el gobernador. Servidos señores.

Y nos vemos en la otra.

Comentarios aquienlostuxtlas@hotmail.com

Léenos en www.noticiasperfil.com

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
bottom of page